Territorios y sucesos
[18/10 | 12:05 ] En diferentes operativos desarrollados el fin de semana pasado en barrio Solidaridad, efectivos de la Brigada de Investigaciones detuvieron a otros tres jóvenes sospechados del crimen del peluquero Néstor Ramón Ruiz, de 56 años.

Pese al hermetismo policial y judicial que existe en torno al caso, se supo que los muchachos, de entre 20 y 22 años, eran amigos del occiso y que lo visitaban con frecuencia. "Por ahora se ha podido confirmar que eran del entorno de la víctima y se va a determinar si tuvieron alguna relación con el crimen", dijo uno de los investigadores ayer.

Ruiz fue encontrado desnudo el martes 10 del corriente en su habitación, ubicada al fondo de la peluquería de su propiedad, que funcionaba en la calle 25 de Mayo 31, en el centro de esta ciudad. El hallazgo fue realizado por su hermana, Elva Ruiz a las 17.35, cuando la mujer fue a visitarlo. Encontró la puerta abierta y al ingresar se dio con un cuadro aterrador.

Su cuerpo desnudo se encontraba al lado de la cama, boca arriba. En la habitación había manchas de sangre en distintos sectores y de acuerdo a los resultados de la autopsia la víctima falleció entre las 15 y las 16 a consecuencia de estallido de hígado.

El diagnóstico de los forenses indica que Ruiz habría sido agredido salvajemente con una botella, golpes de puño y puntapiés. En la parrilla intercostal derecha de la víctima los profesionales hallaron gran cantidad de lesiones y además presentaba heridas múltiples en la cabeza y otras partes del cuerpo.

La investigación

La investigación se encuentra a cargo del juez de Instrucción Formal 4, Antonio Pastrana. Luego del asesinato la policía detuvo a un joven de 19 años que era amigo de Ruiz, debido a que el nombre del sospechoso apareció entre papeles de la víctima. El muchacho negó estar relacionado con el crimen y dijo que cuando sucedió el hecho de sangre se encontraba en un cyber del barrio Solidaridad. Luego se produjo otra detención en la Ciudad Judicial. Se trata de uno de los testigos que pasó por el juzgado y el magistrado decidió su aprehensión al considerar que podría haber tenido alguna participación.

Los investigadores sospechan que Ruiz habría recibido la visita de uno o varios hombres conocidos en el inmueble que alquilaba, que habría mantenido relaciones sexuales, que luego tuvo una fuerte discusión con uno de ellos y que el o los visitantes decidió/ron asesinarlo.

Pero lo que llama la atención es que revisaron todos los espacios de la pieza y la peluquería y sustrajeron tijeras, secadores y el celular de la víctima, tal vez para hacer creer que fue un crimen en ocasión de robo.

Hay muchos interrogantes

Los investigadores trabajan para reconstruir lo que ocurrió el día del crimen en el habitación del peluquero Néstor Ramón Ruiz, porque en el caso hay muchos interrogantes.
\r\nNo hay testigos que hayan visto ingresar a personas al lugar, pero sí se pudo confirmar que un cadete llevó comida al mediodía.

Los policías que trabajan en la División Homicidios de la Brigada de Investigaciones aguardan con expectativa los resultados de los estudios realizados al cuerpo, que determinarán, entre otras cosas, si la víctima tuvo relaciones sexuales antes de ser asesinada.

Por otra parte, pudo saberse que en la escena del crimen, peritos de Criminalística realizaron el levantamiento de algunas huellas, entre las que podrían encontrarse las del asesino y serían cotejada con la de los sospechosos detenidos para ver si son compatibles.

Los policías creen que el autor del crimen era un conocido de la víctima y que lo frecuentaba, por eso los principales sospechosos son jóvenes de su entorno.

La familia de Ruiz descalificó categóricamente la versión sexual. "Eso es un prejuicio asqueroso", sostuvo Susana Ruiz, sobrina de la víctima. "A mi tío lo mataron para robarle", remarcó.

Fuente: DERF (Agencia de Noticias)
eXTReMe Tracker