El Milagro
Las imágenes del Señor y de la Virgen del Milagro son veneradas en la Catedral Basílica de la ciudad de Salta (Argentina). El origen de las imágenes se remonta al año 1592, época en que el Obispo D. Francisco de Victoria concretara la donación al pueblo de Salta de la imagen de Cristo crucificado, cuyo destino sería la Iglesia Matriz de la ciudad.

La llegada a tierras americanas de la imagen fue -según los relatos- auténticamente milagrosa. En junio de 1592, en el puerto del Callao (Perú) se divisaron flotando dos cajones, al parecer restos de un naufragio. Uno de los cajones traía grabada a fuego la leyenda Una Virgen del Rosario para el Convento de Predicadores de la ciudad de Córdoba; el otro decía: Un Cristo Crucificado para la Iglesia Matriz de la ciudad de Salta. Jamás se supo qué embarcación las trajo desde España.

Desde Lima las imágenes emprendieron viaje a su destino a lomo de mula y en hombros de peruanos y altoperuanos. Una vez en Salta, la imagen del Señor del Milagro no fue objeto de especial cuidado ni veneración por espacio de casi cien años.

En 1692 y con ocasión de los fuertes temblores que durante el mes de septiembre de aquel año destruyeron la ciudad de Esteco y que fueron percibidos con singular intensidad en la ciudad de Salta, el Señor del Milagro fue rescatado de su olvido por los salteños, atemorizados por la implacable furia de la tierra.

La imagen fue sacada en procesión por los fieles salteños con el ruego de que cesaran los temblores, lo que finalmente ocurrió.

Como testimonio de gratitud por los milagros realizados en los terremotos de septiembre de 1992 y la protección brindada a la ciudad de Salta, la festividad del Señor y la Virgen del Milagro se solemniza anualmente desde entonces.

En 1902 y por iniciativa del Obispo Linares, las imágenes fueron coronadas en presencia de altas autoridades de la Iglesia, venidas desde Roma.

Los cultos en honor del Señor y de la Virgen del Milagro se celebran en la ciudad de Salta entre los días 6 y 15 de septiembre de cada año. La Novena, cuyo texto se reproduce en estas páginas, ha sido compuesta en 1760 por el Pbro. Dr. D. Francisco Javier Fernández, y su rezo tiene lugar entre los días 6 y 14 de septiembre. El solemne Triduo se realiza en la Catedral Basílica de Salta los días 13, 14 y 15 de septiembre de cada año.

Los días 15 de septiembre, las Santas Imágenes recorren en procesión las calles de la ciudad, acompañadas de cientos de miles de fieles, en una de las expresiones populares más importantes de la Argentina.

eXTReMe Tracker