Salteños destacados
Sede UGT en Madrid
Sede UGT en Madrid
La Unión General de Trabajadores es uno de los sindicatos más representativos de España. Fue fundado en 1888 y vivió, como organización, todas las vicisitudes y oscilaciones sociopolíticas de la España del último siglo, incluidos el exilio y la clandestinidad. En 1977,', 'en plena transición democrática, la UGT obtuvo su legalización, después del periodo de casi cuarenta años de sindicalismo obligatorio que caracterizó al régimen franquista. Desde entonces UGT se ha constituido en un baluarte del renacimiento político y económico de España.

De esa misma época data la incorporación al sindicato del doctor Sergio Ernesto Santillán Cabeza, abogado laboralista salteño afincado en Madrid desde 1977. Iruya.com lo ha entrevistado en su despacho de la calle Hortaleza de Madrid, en donde tiene su sede la Comisión Ejecutiva Confederal del sindicato.

El doctor Santillán nos recibe a las puertas del magnífico edificio que ocupa UGT en el madrileño barrio de Chueca. Nos explica que allí funcionaba el antiguo convento de Santa María Magdalena, conocido también como Recogidas, y nos cuenta que máxima dirección de UGT se encuentra allí desde finales de los años 80. Tras agradecer nuestro interés por entrevistarlo, nos explica que conoce nuestro sitio web y lo visita frecuentemente. No lo dudamos. Su despacho está equipado con las más modernas tecnologías y nuestro entrevistado demuestra saber utilizarlas como un auténtico experto.

Cuéntanos acerca de tus orígenes.

Sergio Santillán Cabeza
Sergio Santillán Cabeza
Yo nací en Campo Quijano, en mayo de 1945. Mi padre era ferroviario y, como era habitual en aquellos tiempos, lo trasladaron varias veces. Cuando yo era muy pequeño nos fuimos a vivir a San Rafael, Provincia de Mendoza, y después a Puerto Madryn, Chubut, donde hice una parte de la escuela primaria. En Madryn viví desde 1950 hasta 1955 en que regresamos a Salta, unos meses antes de que se produjera el golpe de Estado de septiembre, la llamada Revolución Libertadora.

He vivido en Salta desde esa época hasta que fui a estudiar a Tucumán en 1966. Mis estudios, por lo tanto, completé la escuela primaria en la Escuela Remedios Escalada de Salta. Hice el colegio secundario, una parte en el Colegio Salesiano y completé mis estudios en la Escuela Normal de Salta, donde me gradué de maestro. He trabajado como maestro en Olacapato y en Santa Cruz, departamento de Santa Victoria, en el norte de Salta.

{sidebar Id=6} Después de ese trabajo como maestro en escuelas de verano, fui a Tucumán en donde estudié y me recibí de abogado en 1968. Después fui a Salta, donde ejercí mi profesión de abogado. Fui secretario en juzgados de Salta. Trabajé, además, como asesor de la Secretaría de la Producción y del Senado de Salta. En 1976, tras el golpe de Estado de Videla, emigré primero a Venezuela, donde estuve unos ocho meses y después a España, donde vivo desde junio de 1977 hasta la fecha.

¿Cómo nace tu vinculación con los sindicatos?

Yo empecé a trabajar con los sindicatos una vez que me hube graduado como abogado en la Universidad de Tucumán. Cuando volví a Salta trabajé como asesor de varios sindicatos, de la Unión Obrera de la Construcción, de UTA, y después fui el abogado de la CGT de Salta, durante un cierto tiempo. Por lo tanto, mi vinculación con el mundo sindical viene desde hace mucho tiempo, unos 35 años, aproximadamente.

En Venezuela no trabajé en cuestiones relativas a mi profesión de abogado. Viví con unos tíos míos e hice algunos trabajos pero simplemente como empleado. Estuve poco tiempo. Pero allí había un sindicalista argentino que tenía un alto cargo en la CTV, Central de Trabajadores de Venezuela.

Él se llama Andrés Mercau. Cuando decidí ir a España él me dio una carta para conectarme con los sindicatos españoles. Cuando llegué a Madrid estaba comenzando el periodo democrático y los sindicatos españoles necesitaban asesoramiento. Yo ya tenía experiencia es esto y por lo tanto me contrataron. Primero en la Unión Sindical Obrera (USO), que se fusionó con UGT y estoy en UGT desde aquel tiempo. Desde finales de 1977 soy abogado de UGT.

¿Cuáles son tus tareas actuales en UGT?

Sergio Santillán en su despacho de UGT
Sergio Santillán en su despacho de UGT
Empecé a trabajar en UGT como abogado laboralista dentro del equipo de abogados que tenía entonces UGT, como tienen todos los sindicatos. Trabajaba en un despacho llevando juicios laborales. Posteriormente fui asesor de unas de las federaciones del sindicato, la Federación de Alimentación, pero después pasé a la Secretaría General de la UGT donde he estado conectado como asesor al secretario general, que antes era Nicolás Redondo y ahora es Cándido Méndez, desde 1981. O sea que mi trabajo actual es ser asesor para cuestiones legales y generales del secretario general de la UGT.

También soy profesor asociado de Derecho del Trabajo en la Universidad Carlos III de Madrid, que está situada en Getafe, cerca de Madrid, ocupación que llevo desde 1995.

Por último, desde 1986 soy miembro del Comité Económico y Social Europeo (CESE), que es una institución de la Unión Europea, motivo por el cual viajo frecuentemente a Bruselas.

Desde tu privilegiada posición de observador del mundo del trabajo ¿cómo valoras la evolución sindical española durante el periodo democrático?

Primero hay que decir que la estructura de los sindicatos españoles es completamente distinta de la que existe en Argentina. Aquí no hay sindicato único establecido por la Ley sino hay un sistema de pluralidad sindical plenamente acorde con las normas de la Organización Internacional del Trabajo, lo cual significa que coexisten muchos sindicatos a los cuales la gente se afilia voluntariamente. Antes lo hacía por razones ideológicas en muchos casos, pero ahora simplemente tiene en cuenta la eficacia u otras razones pero que ya tienen que ver poco con la ideología.

Los sindicatos españoles, concretamente la Unión General de Trabajadores, que es el sindicato donde yo trabajo desde 1977, -y que, quiero señalar de paso es uno de los sindicatos más antiguos de Europa, en cuanto fue fundada en 1888- ha jugado un papel crucial en la evolución democrática y todos los balances o valoraciones que se hacen de su actuación desde la restauración democrática hasta la fecha, son positivos.

Han sido un factor clave, creo yo, no sólo para asentar la democracia sino para contribuir a la prosperidad que actualmente tiene España. A la prosperidad y a la estabilidad económica. Esto lo han hecho por varias vías pero básicamente mantuvieron una política de negociación, de acuerdos sociales, que aunque algunos no la comprendieron bien en sus comienzos (la UGT fue pionera en esto junto con la organización empresarial CEOE) hoy nadie discute que ha sido un factor determinante del éxito enorme que ha tenido España en los últimos treinta años.

eXTReMe Tracker