Cultura
Rosario de la Frontera
Rosario de la Frontera
Por qué una Escuela de Artes en el siglo XXI en Rosario

Cuando el pintor Santiago Javier Rodríguez leyó el poema El Imperio, dijo: "Hagamos un mural en el bar de Belgrano y Sarmiento, de Rosario de la Frontera" .

La actitud emocionó.

Era muchísimo el hecho de que vayamos a "la ciudad luz" -como le decía mi padre a la tierra natal- a pintar alrededor de un poema, en un espacio en el que hubo fogonazos de infancia y domadores que están bebiendo un poco de cielo.

En pleno trabajo, una niña del Museo "Quinquela Martín" preguntó qué se necesitaba para que en Rosario de la Frontera haya una sucursal de la Escuela Provincial de Bellas Artes "Tomás Cabrera".

Desde entonces me quedé reflexionando sobre por qué esta pregunta en el Siglo XXI, cuando dijeron que estamos de duelo porque ya no hay lugar para las utopías, las ideologías, y los valores.

En otras palabras: el disvalor se ha globalizado y homogeneizado. Las regiones están enterradas en el cementerio de la superficialidad, la posmodernidad, y las leyes del libre juego de la oferta y la demanda. Los países centrales buscan mano de obra barata en el hemisferio Sur.

Entonces, ¿por qué?, ¿para qué?, ¿para quién?, educar.

Rosario de la Frontera está en una región estratégica.

Generar un espacio de intercambio de conocimiento, información y de técnicas que un sujeto cultural necesita para expresarse con alguna densidad es imprescindible. Y mejor si el enunciado se gesta desde la diversidad; tal vez contribuyamos con un granito de arcilla a la democracia planetaria.

Alguien que se dedica al estudio científico también preguntó: qué le dio el arte a la humanidad.

En "La física: una aventura del pensamiento", Albert Einsten enfatiza que la ciencia es una creación de la imaginación.

Desde los albores de la humanidad el hombre pintó las cuevas de Altamira. ¿Y si pintamos las cuevas del cerro Ceibal?

¿No será que la verdad relativa, la vida, y el futuro son bellos?

Los dictadores han asesinado a los artistas y creadores. No debilitemos, entonces, nuestro derecho a la libertad expresiva.

¿Para qué sirve el arte? Para ser protagonistas.

A la pregunta de la niña de los talleres del Quinquela Martín ¿qué se necesita para que haya una escuela de artes en Rosario de la Frontera?
eXTReMe Tracker