Colaboraciones
Jueces
Jueces
La corrupción del lenguaje forense argentino está convirtiendo a las sentencias y demás resoluciones de los jueces y tribunales en un laberinto lingüístico, oscurecido aún más, si cabe, por numerosos errores –gramaticales, semánticos y sintácticos- de los que sus redactores no dan cuenta ni explicación ninguna.

Debo admitir que a la larga lista de imprecisiones conceptuales y neologismos que nada tienen que ver ni con el derecho ni con la práctica procesal más eficiente, debe agregarse el uso cada vez más difundido de expresiones como esta: Resuelvo decretar el procesamiento de fulanito, de las demás condiciones personales obrantes en el legajo.

Ya resulta absurdo el empleo del inespecífico término legajo, que simplemente significa atado de papeles, o conjunto de los que están reunidos por tratar de una misma materia (RAE XXII Edición, Espasa, 2001), en sustitución del más específico y técnico vocablo expediente, que, según el mismo diccionario, significa conjunto de todos los papeles correspondientes a un asunto o negocio. Se usa señaladamente hablando de la serie ordenada de actuaciones administrativas, y también de las judiciales en los actos de jurisdicción voluntaria. Quizá en este punto la RAE debería explicarnos por qué ha dejado fuera del concepto a los actos ordenados en los procedimientos de jurisdicción contenciosa.

Sin embargo, lo que provoca mayor perplejidad es la mención del nombre de una persona (el sujeto pasivo de la resolución judicial) seguido de la preposición "de" (de empleo incorrecto en este caso, pues si alguna preposición debiera de utilizarse aquí, ésta sería, seguramente, "con") y de la expresión "las demás condiciones personales". ¿A qué se refieren con ella los jueces? ¿A las cualidades personales o a las circunstancias personales de alguien? Porque "cualidades" no es lo mismo que "circunstancias", por mucho que ambos conceptos puedan encontrarse de algún modo englobados en la imprecisa expresión "condiciones".

Lo que realmente interesa a los fines de la eficacia del acto procesal es la cabal individualización del sujeto sobre el que recaerán los efectos de la resolución que se adopte. Con la mira puesta en tal propósito, es dudoso que las "cualidades" (entendidas como cada uno de los caracteres naturales o adquiridos, que distinguen a las personas, a los seres vivos en general o a las cosas; o como la manera de ser de alguien o algo) resulten relevantes en orden a producir la plena y justa individualización de los efectos de una resolución judicial.

Al contrario, a lo que se debe hacer referencia en una resolución judicial, brevitatis causa, es a las circunstancias personales de alguien, pues nos encontramos aquí ante un conjunto de atributos mucho más específico y potencialmente más individualizador que el que conforman el cúmulo de condiciones o cualidades personales de alguien. Según el Diccionario, circunstancia es un accidente de tiempo, lugar, modo, etc., que está unido a la sustancia de algún hecho o dicho. También significa conjunto de lo que está en torno a alguien; el mundo en cuanto mundo de alguien. Sería bueno no perder de vista que el vocablo circunstancia está emparentado con el latín circumstans, que significa "estar alrededor"¸ y dicho de una persona, algo que está presente, asiste o concurre.

No debería olvidarse tampoco que el relato de circunstancias personales debe de hacerse en un procedimiento judicial (especialmente en el proceso penal) de forma circunstanciada o circunstanciadamente (y no condicionalmente). Circunstanciadamente significa, nada menos, que con toda menudencia, sin omitir ninguna circunstancia o particularidad. Esto es lo que allana el camino hacia la individualización.

No hay dudas de que nuestros jueces seguirán utilizando la misma fórmula incorrecta y no ahorrarán esfuerzos por seguir empobreciendo el lenguaje y por sustraer precisión a sus juicios y opiniones. Pero sinceramente creo que no estaría demás, algún día, volver a la vieja fórmula de procesar a fulanito, cuyas demás circunstancias personales constan ya acreditadas en el expediente.

Porque ello también es de hacer en Justicia, pero en Justicia de calidad.
eXTReMe Tracker