Colaboraciones
Puntazo
Puntazo
Es frecuente leer en la prensa salteña expresiones tales como "fulano de tal le propinó un puntazo" o "joven herido de un puntazo por su pareja. Sin embargo, la palabra puntazo no designa, como muchos creen, el golpe dado con la punta de algún objeto o arma, o una agresión. Puntazo es, según el Diccionario de la Lengua, la herida (hecha con la punta de un arma o instrumento punzante). Es sinónimo de punzada, palabra que es definida también como la herida ocasionada por la punta de un objeto.

Por tanto, siempre será mejor decir que fulano le ha provocado a mengano un puntazo o que joven sufre un puntazo (o punzada) tras ser agredido por su pareja. Y ello, simplemente porque nadie puede "propinar una herida a alguien" (sino, en todo caso, causarla) y porque nadie puede "herir de una herida a alguien".

Días pasados también leíamos la triste noticia de una persona (bebedora, decía la crónica) a la que habían encontrado muerta en su domicilio sin que aparentemente hubiera muerto por otras causas que no fuesen naturales. A él se refirió la crónica como el occiso, cuando es bastante sabido que esta expresión sólo se emplea para referirse a quienes han muerto de forma violenta.

En pequeños errores como este se pone de relieve la cada vez más nefasta influencia del vocabulario de los sumariantes sobre el de los periodistas (e incluso jueces), a quienes se supone (sólo se supone), algo más preparados (lingüísticamente hablando) que los receptores de denuncias policiales.
eXTReMe Tracker